Sacramentos

Iniciación Cristiana

Bautismo

¿Qué es el bautismo?
Es el sacramento por el que renacemos a la vida divina y somos hechos hijos de Dios.

Requisitos:
Niños menores de 7 años:

  • Inscribirlo en el despacho parroquial.
  • Registro Civil de Nacimiento.
  • Nombres de los abuelos paternos y maternos.
  • Fotocopia de cédulas de los padres y padrinos.
  • Deben asistir al curso los padres y padrinos.
  • Los padrinos deben tener la confirmación.

Primera Comunión

¿Qué es la Primera Comunión?:
A través de la primera comunión, es posible tomar por primera vez la hostia y el vino, que para quienes profesan, no es símbolo, sino que es el Cuerpo y la Sangre de Cristo. La presencia real del cuerpo y la sangre de Cristo en el pan y el vino es lo que se denomina Transubstanciación.

Requisitos:

  • Niños de 8 años en adelante.
  • Inscribirlo en el despacho parroquial
  • Partida de Bautismo
  • Asistir al curso de catequesis
  • Participar de la Eucaristía Dominical  (niños y padres de familia)

Confirmación

¿Qué es la confirmación?:
Es el sacramento que perfecciona la gracia bautismal fortaleciéndonos en la fe y haciéndonos soldados y apóstoles de Cristo.

Requisitos:

  • Jóvenes y padres.
  • Inscribirlo en el despacho parroquial.
  • Fotocopai de la cédula del padrino o madrina.
  • Partida de Bautismo.
  • Asistir al curso de catequesis.
  • Participar de la Eucaristía Dominical (niños y padres de familia).

Sanación

Reconciliación

El sacramento del perdón

1446 Cristo instituyó el sacramento de la Penitencia en favor de todos los miembros pecadores de su Iglesia, ante todo para los que, después del Bautismo, hayan caído en el pecado grave y así hayan perdido la gracia bautismal y lesionado la comunión eclesial. El sacramento de la Penitencia ofrece a éstos una nueva posibilidad de convertirse y de recuperar la gracia de la justificación. Los Padres de la Iglesia presentan este sacramento como "la segunda tabla (de salvación) después del naufragio que es la pérdida de la gracia" (Tertuliano, paen. 4,2; cf Cc. de Trento: DS 1542).

Unción Enfermos

El Sacramento de la Unción de Enfermos confiere al cristiano una gracia especial para enfrentar las dificultades propias de una enfermedad grave o vejez.

Lo escencial del sacramento consiste en ungir la frente y las manos del enfermo acompañada de una oración litúrgica realizada por el sacerdote o el obispo, únicos ministros que pueden administrar este sacramento.

La unción une al enfermo a la Pasión de Cristo para su bien y el de toda la Iglesia; obtiene consuelo, paz y ánimo; obtiene el perdón de los pecados (si el enfermo no ha podido obtenerlo por el sacramento de la reconciliación), restablece la salud corporal (si conviene a la salud espiritual) y prepara para el paso a la vida eterna.

Servicio

Matrimonio

¿Qué es el Matrimonio?:
El Matrimonio es el sacramento que santifica la unión indisoluble entre un hombre y una mujer cristianos, y les concede la gracia para cumplir fielmente sus deberes de esposos y de padres.

Requisitos:

  • Partida de bautismo reciente de la novia y el novio.
  • Partida de confirmación reciente de la novia y el novio.
  • Registros civiles
  • Fotocopia de las cédulas de ciudadanía de los novios y de los testigos
  • Una foto tamaño carnet reciente de la novia y el novio.
  • Certificado del curso prematrimonial
  • Asistir a la información prematrimonial

Sacerdocio

El Orden Sacerdotal es un sacramento que, por la imposición de las manos del Obispo, y sus palabras, hace sacerdotes a los hombres bautizados, y les da poder para perdonar los pecados y convertir el pan y el vino en el Cuerpo y en la Sangre de Nuestro Señor Jesucristo.

El sacramento del orden lo reciben aquellos que se sienten llamados por Dios a ser sacerdotes para dedicarse a la salvación eterna de sus hermanos los hombres. Esta ocupación es la más grande de la Tierra, pues los frutos de sus trabajos no acaban en este mundo, sino que son eternos.

La vocación al sacerdocio lleva consigo el celibato, recomendado por el Señor. La obligación del celibato no es por exigencia de la naturaleza del sacerdocio, sino por ley eclesiástica .

Volver atras